Que mejor que una deliciosa Cebadina para refrescarte o para acompañar una rica “Guacamaya” o unos “Taquitos de Aire” con la bebida “roja” carbonatada que se toma fría  tradicionalmente en León, Guanajuato, México, se mezcla con una cucharadita de bicarbonato de sodio y resulta un excelente digestivo.

La puedes encontrar por las calles en carritos acondicionados y locales establecidos, como en los portales del Jardín Principal en la Plaza de Los Mártires del 2 de Enero del Centro Histórico de León, Guanajuato, donde se vende la típica bebida. Es común que quien te vende  “Guacamayas”  te ofrezca La Cebadina, por lo general la tienen bien fría en barricas de madera de roble que pintan de color rojo.

Receta:

Esta se prepara con una base de cebada que se obtiene de la fermentación de la cásacara de piña, la cual se deja reposar con piloncillo y agua durante 2 o 3 días (4)  a una temperatura ambiente, de 20 a 30 grados- si no se vuelve una bebida alcóholica (tepache) y después vinagre, se le adiciona pulpa de tamarindo (1) y jarabe de jamaica (1) se le agrega agua y hielo.

Hay que tomarla al momento, antes de que se te derrame, porque cuando se le agrega la cucharada de bicarbonato de sodio empieza a elevar y burbujear.